Cantábrico | La intimidad de la naturaleza del Cantábrico en El Mundo
16774
post-template-default,single,single-post,postid-16774,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

La intimidad de la naturaleza del Cantábrico en El Mundo

La intimidad de la naturaleza del Cantábrico en El Mundo

Es noche cerrada cuando el equipo de grabación comienza a caminar. Dos horas de aproximación les sitúan a 1.400 metros de altitud, en un abedular situado en Castilla y León (no quieren dar más detalles de la localización por temor a los furtivos y a la masificación). Aún no ha clareado el día cuando el equipo deja todo listo dentro del refugio –hide, en la jerga- perfectamente disimulado bajo líquenes y ramas. Sólo el director se queda a ver si hay suerte este amanecer. El resto del equipo regresa por donde ha venido. Comienza una espera tantas veces antes infructuosa. Apenas calientan los primeros rayos de sol cuando sorprende el primer taponazo. Y después, repetida como pocas veces en estos tiempos tan complicados para el urogallo, la secuencia entera: redoble, tableteo, taponazo y seguidilla. Es sólo el augurio de lo que vendrá en pocos minutos.

 

Puedes leer aquí el reportaje

No Comments

Post A Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR