Cantábrico | El Rebeco
16196
portfolio_page-template-default,single,single-portfolio_page,postid-16196,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,hide_top_bar_on_mobile_header,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

About This Project

El Rebeco

El rebeco es un bóvido cuya constitución y tamaño son parecidos al de una cabra. Tienen cuernos verticales, más largos que las orejas y curvados en el extremo hacia atrás en forma de garfio. En verano, el pelaje es pardorrojizo, con una línea negra que recorre el dorso. En invierno, el pelaje es de tono más oscuro, excepto la cabeza, el vientre y unas pequeñas manchas bajo la cola. Las bandas negras de la cabeza se mantienen durante todo el año. Habita en media y alta montaña, en extensiones de bosque. Se alimenta de hierbas, plantas herbáceas, brotes, hojas y acículas de coníferas, líquenes y musgos. Al inicio de la temporada reproductora (entre octubre y noviembre), los machos luchan entre sí por hacerse con un mayor número de hembras para sus harenes. Tras la cópula y al cabo de unos 170 días de gestación, la hembra pare una cría (a veces dos), cubierta de pelo, capaz de ver y andar desde el primer momento, y que permanece a su lado durante los dos primeros años de vida. Es un animal, principalmente de actividad diurna, sociable aunque muy tímido, y ante cualquier molestia huye a la carrera con gran agilidad. Corre y salta bien, y trepa con extraordinaria destreza por las rocas.

Category
Cantabrico

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR